<< Debemos desterrar la idea del técnico de imagen “aprietabotones” que desempeña un trabajo rutinario y monótono, un técnico en imagen bien formado y cualificado se convierte en la mano derecha insustituible de un radiólogo o médico nuclear>>

Un técnico superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear es una figura esencial dentro de unos servicios que, a su vez, resultan estratégicos para el buen funcionamiento de un hospital. Los profesionales graduados en esta especialidad realizan una labor indispensable dentro del sector sanitario y, en consecuencia, necesitan contar con una formación que este a la altura de esta tarea. Para conocer más detalles sobre esta profesión y de paso derribar alguno de los mitos que existen en torno a ella, contamos con la ayuda de la Dra. Marta Encinas, médico nuclear, doctora en Ciencias Radiológicas y coordinadora del Grado Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear del ISEP CEU. Gracias a ella, descubrimos también las particularidades de la titulación que imparte nuestro centro.

Dra. Mata Encinas

La Dra. Marta Encinas es la coordinadora del Grado Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear del ISEP CEU

¿Qué impacto ha tenido la COVID-19 en este sector? ¿Se ha visto muy afectado el trabajo de los técnicos superiores en Imagen para el Diagnóstico durante los meses de confinamiento?

La COVID-19 ha tenido un impacto muy importante en este sector. Los técnicos superiores en Imagen para el Diagnóstico han jugado un papel fundamental en el diagnóstico de esta enfermedad desconocida y se han convertido en una figura imprescindible en esta situación sanitaria. Estos profesionales han realizado su labor tanto con los equipos de rayos X y TC instalados en los servicios de imagen como con los equipos portátiles en las UVI. También, en los espacios adicionales que se han tenido que habilitar para ingresar a los pacientes en los hospitales. Asimismo, han participado activamente en el hospital de IFEMA. Ha habido una demanda muy importante de técnicos de imagen durante estos meses de confinamiento.

Entiendo que para los alumnos que tenían que realizar prácticas en el ciclo que coordinas esta situación ha supuesto un desafío añadido. ¿Cómo ha sido su experiencia?

Siguiendo las instrucciones de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, las prácticas presenciales de los alumnos de todos los ciclos sanitarios se suspendieron durante los meses de confinamiento. Los alumnos han entendido la situación, pero para ellos ha sido muy duro. La mayoría de ellos han decidido realizar las prácticas el próximo curso, ya que consideran que es una parte muy importante de su formación. Aquellos alumnos que han querido obtener su título en este curso han realizado su formación práctica en modalidad online, con nuestros simuladores de resonancia magnética y TC y tutorizados por nuestros profesores. De forma excepcional, al terminar el confinamiento, dos de los hospitales con los que colaboramos solicitaron que nuestros alumnos realizaran sus prácticas presencialmente. Uno de ellos ha sido contratado inmediatamente al finalizar estas prácticas.

¿En qué consiste el trabajo de un técnico superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear? ¿Qué es lo que hacen estos profesionales en una jornada de trabajo habitual?

El técnico de imagen es un profesional muy cualificado con un papel decisivo en los servicios de Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear, que son servicios claves en un hospital. El técnico lleva a cabo todas las exploraciones diagnósticas que se realizan y su función es primordial en la preparación y colocación del paciente y en la adquisición y el procesado de imágenes que permiten a los radiólogos y los médicos nucleares realizar el diagnóstico. La calidad de las imágenes obtenidas por el técnico determina que el diagnóstico sea acertado y preciso. No podemos olvidar tampoco el papel principal del técnico en la radiología intervencionista que permite el tratamiento de múltiples patologías, así como en la radioterapia metabólica mediante radioisótopos y radiofármacos en la medicina nuclear.

El ciclo que coordinas comparte ciertas similitudes con el Grado Superior en Radioterapia y Dosimetría. ¿Podrías explicarnos en qué se diferencian?

Efectivamente estos dos grados presentan ciertas similitudes. De hecho, todas las asignaturas del primer curso son comunes en ambos. En el segundo curso, es cuando se marca la diferencia en relación a los contenidos impartidos. El Grado Superior en Radioterapia y Dosimetría está enfocado al tratamiento de los pacientes oncológicos, mientras que el Grado Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear es más versátil y abarca una amplia gama de técnicas diagnósticas y terapéuticas. Muchos de nuestros alumnos estudian primero uno de los grados durante dos años y después complementan su formación estudiando el otro. Así obtienen en tres años las dos titulaciones.

¿Por qué animarías a un potencial alumno a estudiar esta titulación?

Esta es una profesión que atiende a la necesaria vocación de servicio de los profesionales de la salud. El técnico de imagen participa decisivamente en todos los procesos clave de prestación de servicios sanitarios: la prevención, el diagnóstico y el tratamiento. El desempeño de sus funciones, que están altamente especializadas, convierte al técnico de imagen en un profesional imprescindible que aporta un valor insustituible basado en criterios técnicos y asistenciales. A su vez, esto revierte en su satisfacción personal y profesional. Creo que debemos desterrar la idea del técnico de imagen “aprietabotones” que desempeña un trabajo rutinario y monótono, un técnico bien formado y cualificado se convierte en la mano derecha insustituible de un radiólogo o médico nuclear.

¿Qué tipo de relación tienen profesionales con los pacientes? ¿Tienen que tener los alumnos de este ciclo una sensibilidad especial o unas habilidades concretas para estar en contacto con los pacientes?

Los técnicos de imagen tienen una relación directa y muy estrecha con los pacientes. Definitivamente, sí. Los alumnos deben tener una sensibilidad especial y una gran empatía, porque los pacientes que acuden a un servicio de imagen para el diagnóstico presentan incertidumbre y preocupación en cuanto a su salud. Para ellos, es fundamental encontrar a un profesional que les aporte cercanía y seguridad, que sepa entender sus expectativas y maneje muy bien la comunicación.

Dentro de esta titulación sobre Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear, ¿cuáles son las asignaturas que despiertan más interés en los alumnos?

Al inicio del primer curso, Anatomía por la Imagen y Atención al Paciente, porque son las asignaturas con las que los alumnos están más familiarizados. Después, descubren que la asignatura de fundamentos físicos y equipos es fundamental para poder comprender cómo se forman las imágenes de cada técnica diagnóstica. También están muy interesados en aprender los conceptos claves de protección radiológica que les permiten proteger de las radiaciones ionizantes a los pacientes y protegerse a ellos mismos como trabajadores profesionalmente expuestos. En el segundo curso, están encantados con todas las asignaturas: Radiología Especial, Radiología Simple, TC y Ecografía, Resonancia Magnética, Medicina Nuclear, etc.

¿Dónde realizan las prácticas los alumnos de este ciclo? ¿Con qué equipos están en contacto?

El ISEP CEU tiene firmados convenios de prácticas con los mejores hospitales públicos y privados de la Comunidad de Madrid y de otras Comunidades Autónomas. Los alumnos realizan prácticas en el servicio de Imagen para el Diagnóstico, donde están en contacto con los equipos digitales de rayos X, fluoroscopia, TC, resonancia magnética, ecografía, mamografía y densitometría ósea, y en el servicio de Medicina Nuclear, que incluye las gammacámaras, los equipos SPECT TAC, PET TAC y todos los elementos relacionados con la radiofarmacia.

¿Es este un ciclo con proyección laboral? ¿Qué salidas profesionales tiene?

La inserción laboral de los alumnos de este ciclo es muy alta. El ISEP CEU fue el primer centro privado de la Comunidad de Madrid en impartir el ciclo en el año 2005. Podemos afirmar con orgullo que nuestros antiguos alumnos ejercen sus funciones como técnicos en los servicios de Imagen para el Diagnóstico y los servicios de Medicina Nuclear de toda la red de centros hospitalarios públicos y privados de la Comunidad de Madrid. Incluso algunos de ellos han logrado acceder al cargo de supervisor de su servicio. En multitud de ocasiones, nuestros alumnos son contratados inmediatamente al terminar su periodo de prácticas obligatorias.

Me gustaría destacar que nuestros antiguos alumnos también trabajan como técnicos de desarrollo de aplicaciones en empresas líderes del sector. Esta es una salida profesional menos conocida, pero también muy importante. Otras salidas profesionales son el trabajo como personal técnico en protección radiológica, en equipos de radioelectrología médica, en radiología de investigación y experimentación y como delegado comercial de productos hospitalarios y farmacéuticos.

¿Por qué crees que debería un potencial alumno inscribirse en este ciclo y no en otro de la competencia?

Por múltiples razones. En primer lugar, destacaría nuestro tipo de profesores. Todos son profesionales de primer nivel que compaginan su actividad asistencial en el hospital con su labor docente, la cual les apasiona. Este curso quiero agradecerles especialmente su dedicación y esfuerzo, puesto que debido a la COVID-19 sus jornadas laborales han sido muy intensas e interminables. Todos ellos han seguido impartiendo sus clases online en el horario habitual de las clases presenciales.

En segundo lugar, el ISEP CEU dispone de un equipo de rayos X, un ecógrafo y simuladores de TC y resonancia magnética que permiten a los alumnos adquirir las habilidades y destrezas necesarias antes de llegar a las prácticas en los hospitales.

Por último, nuestros alumnos acuden durante el segundo curso dos días a la semana a realizar prácticas en los hospitales antes de comenzar en el mes de marzo su periodo obligatorio de prácticas. Me gustaría resaltar que estudiar este ciclo en el ISEP CEU, que es una institución educativa con muchos años de experiencia, aporta un valor añadido a nuestros alumnos basado en sus valores: la formación académica de excelencia, los valores del humanismo cristiano, la cultura del esfuerzo y la innovación constante.

 

¿Quieres conocer más detalles sobre esta formación? Solo tienes que hacer clic sobre el enlace a nuestro Grado Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear. ¡Contacta con nosotros y solicita información sin ningún tipo de compromiso!