<<Una vez que se acabe esta etapa, y ya se está acabando, todas las mejoras tecnológicas en el área audiovisual se notarán más>>

En la sociedad actual, las imágenes lo son todo. Por esa razón las personas que se dedican a crearlas, captarlas y darles forma no asumen simplemente una tarea cualquiera. Aprender un oficio como el de realizador televisivo requiere ponerse en manos de profesionales, y el ISEP CEU tiene una experiencia dilatada en la enseñanza de esta profesión. Su ciclo de Técnico Superior en Realización de Proyectos Audiovisuales y Espectáculos lleva formando más de veinte años a profesionales que trabajan en multitud de compañías del sector. Ángel Urreiztieta Pérez, exdirectivo de TVE y coordinador de esta titulación, nos explica los entresijos de este Grado Superior.

Antes de hablar sobre este ciclo me gustaría que mencionásemos el elefante en la habitación: la situación actual del sector a causa del coronavirus. ¿Qué impacto está teniendo esta pandemia en el mundo audiovisual y particularmente en el campo de la realización?

Como todos hemos estado confinados, y seguimos estándolo de una manera u otra, las audiencias de televisión subieron de forma sustancial prácticamente en todas las cadenas de televisión. Especialmente en el primer mes y medio de confinamiento. No solo en las cadenas generalistas, sino también en las cadenas de TDT que casi duplicaron su audiencia. Diría que las televisiones se han visto beneficiadas. Aunque no tanto en la producción como en la audiencia. La producción realmente ha sido mínima salvo en algunos informativos. En el resto no se ha podido hacer nada porque estábamos todos confinados.

Lógicamente, la realización también ha sido muy escasa. Las cadenas se han limitado a hacer una realización casi lineal. Prácticamente todos los programas del confinamiento se han hecho a través de sistemas telemáticos (mediante Zoom, entrevistas online, etc.). La realización ha sido pobre, pero ha sido una experiencia nueva que valoro positivamente. También es cierto que una vez que acabe esta etapa, y ya se está acabando, todas las mejoras tecnológicas en el área audiovisual se notarán más. La realización con realidad virtual, realidad aumentada y el 3D son un hecho ya en las televisiones. En el momento en que arranque lo que se ha llamado la “nueva normalidad” y se pueda volver a producir, la tecnología televisiva empezará a funcionar y lo veremos de una manera más nítida.

¿Crees que cambiará o se verá condicionada la forma de contar las cosas después de estos tiempos extraordinarios tanto a nivel organizativo como estilístico?

A nivel organizativo indudablemente sí. Las televisiones han tenido que proyectar una nueva manera de trabajar. Primero, la distancia. Después, el contacto que en televisión es muy importante, sobre todo en la ficción. Va a tener mucha más importancia el rácord, es decir, cuando haya un abrazo o un beso los planos van a tener que ser sustituidos por una cortinilla o por un rácord distinto para que no haya cambio de plano o cambio de eje -como decimos en lenguaje profesional-. En esta primera etapa, y hasta que la situación cambie, haya una vacuna y todo el mundo esté tranquilo, la manera de producir televisión cambiará. Por lo menos en la manera de trabajar, aunque en el resultado no se note.

Este es un sector que ha evolucionado mucho durante los últimos años. ¿Cuáles han sido los grandes cambios? ¿Y cómo ha afectado, si es que lo ha hecho, a la configuración y planteamiento de las asignaturas de la titulación que coordinas?

Naturalmente se pasó de una etapa tecnológica a una digital. Lo digital ha hecho que, sobre todo desde el punto de vista de realización, se trabaje de otra manera. Paralelamente a eso, en España, ha cambiado también el tema de la producción. Hace pocos años, ocho o diez, había en este país muy pocas productoras produciendo grandes programas. Esos grandes programas costaban mucho dinero. Con la crisis del 2008, hubo que cambiar la manera de producir y una serie de productores jóvenes tomaron la iniciativa. Crearon productoras de tipo medio y se empezó a producir “low cost”.

Todas esas producciones han ido creciendo. Multitud de series han triunfado. En España, en Europa y últimamente en las grandes plataformas como Netflix, HBO, etc. Como estamos viendo, muchas series se están comercializando extraordinariamente bien en el extranjero. Incluso una de las últimas series españolas es una de las series más vistas en Estados Unidos. Esto ha cambiado sustantivamente no solo la manera de producir televisión, sino también la manera de enseñar televisión a los alumnos que se dedican a audiovisual.

Este sector se caracteriza por una gran competitividad. ¿Qué diferencia al Grado Superior en Realización de Proyectos Audiovisuales y Espectáculos que imparte el ISEP CEU en Madrid del resto de programas?

Por su ideología y por su manera de trabajar durante tantos años, en el CEU prima enormemente el humanismo cristiano y también los valores. El creer en los valores de la persona es un tema que tradicionalmente el CEU ha llevado a cabo y que extrapolamos de alguna manera al sector audiovisual en lo que llamamos criterios profesionales. Una de las cosas a las que nosotros damos más importancia es que el alumno que esté con nosotros sepa tener criterio profesional a la hora de valorar una información, un reportaje, una crónica y a la hora de interpretar aquello que tiene que contar.

Estábamos hablando hace un momento de la pandemia y de la inmensa cantidad de gente que se ha informado en todos los países, y concretamente en España, a través de las televisiones. Los profesionales de las televisiones tenemos una gran responsabilidad social y esa responsabilidad social tiene que estar detrás de una formación con criterios profesionales.

¿Cuál es el perfil del alumno ideal de este ciclo?

Admitimos a todo tipo de alumnos y además estamos encantados de hacerlo. Lo único es que queremos hacer grupos relativamente pequeños. Téngase en cuenta que un plató se llena con doce o quince alumnos. Entonces para trabajar en un ciclo como este, un grupo ideal tendrá entre quince y veinte alumnos, no más. Son grupos relativamente pequeños, pero que se nutren unos a otros para que de alguna manera haya una concatenación de trabajos que repercuta en el producto final.

El ciclo de Técnico Superior en RAE está centrado en el desarrollo de las destrezas personales de cada estudiante. ¿Puedes hablarnos un poco más sobre ese proceso de descubrimiento de las habilidades particulares de cada alumno?

Ciclo Superior en RAEQueremos descubrir desde el primer día las destrezas que el alumno tiene dentro de su personalidad. Hay alumnos que tienen una voz bonita para locutar, alumnos a los que les “quiere” la cámara y entonces pueden presentar, alumnos que tienen habilidades especiales para la coordinación de equipos y otros que saben idiomas y que pueden dedicarse al tema de la distribución de contenidos audiovisuales. Todo eso de alguna manera lo ponemos también en el “bote” de la selección y la formación de alumnos para sacarles el “jugo” e irlos poco a poco madurando.

Recientemente, hemos leído en la prensa que las universidades españolas son desgraciadamente menos valoradas porque han abandonado un poco la perspectiva del horizonte laboral y la conexión con las empresas. Lo que podemos ofrecer es que el 60% de los alumnos que se han formado aquí han encontrado un horizonte laboral a través de nuestra formación y de los convenios que tenemos con multitud de empresas del sector audiovisual.

¿Cuáles son esas salidas profesionales que tiene el Grado Superior de Realización de Proyectos Audiovisuales y Espectáculos? ¿Podrías ponernos algún ejemplo de dónde están trabajando los antiguos alumnos de esta titulación?

En este país, hay dos grandes empresas que son hegemónicas en el sector. Una es Mediaset y otra, Atresmedia. En ellas y en sus filiales, están trabajando multitud de alumnos nuestros. Hay también muchos técnicos que están trabajando en Overon, que es la empresa satelital más importante de España y en productoras de diferentes tamaños en el mundo del entretenimiento y en el mundo de la ficción, aparte de los informativos naturalmente. En los últimos años, hay mucha más gente preparada en informativos, pero menos salidas en ellos. Sin embargo, hay un horizonte claro e importante en el entretenimiento. Tiene mucha “pegada” ahora mismo en España y hay muchas ayudas al exterior.

 

¿Te has quedado con preguntas sobre esta titulación? Haz clic en el enlace a nuestro Ciclo Formativo de Grado Superior en Realización de Proyectos Audiovisuales y Espectáculos y contacta con nosotros sin ningún tipo de compromiso.